Hidrocefalia

La hidrocefalia ocurre cuando hay un desequilibrio entre la cantidad de LCR que se produce y la cantidad que se absorbe en el torrente sanguíneo. Esto puede llevar a un aumento de la presión en el cerebro, afectando su función.

Síntomas comunes:

Dependiendo de la edad, los síntomas pueden variar:

En bebés:

Cabeza anormalmente grande, fontanelas abultadas, vómitos, letargo, irritabilidad, y dificultad para alimentarse.

En niños mayores y adultos:

Dolor de cabeza, náuseas, problemas de visión, desequilibrio, dificultad para caminar, incontinencia, y cambios cognitivos o en la personalidad.

Causas de Hidrocefalia

  • Hidrocefalia congénita: Presente al nacer, puede ser causada por influencias genéticas o complicaciones del embarazo.
  • Hidrocefalia adquirida: Puede desarrollarse después del nacimiento debido a lesiones en la cabeza, hemorragias cerebrales, infecciones, tumores, o como resultado de una cirugía cerebral.

Diagnostico Y tratamiento

Se diagnostica mediante:

  • Examen físico y neurológico.
  • Imágenes diagnósticas: Como ultrasonido (en bebés), resonancias magnéticas o tomografías computarizadas.

Tratamiento El tratamiento generalmente implica:

  • Cirugía: Para implantar un sistema de derivación que drena el exceso de LCR hacia otra parte del cuerpo donde puede ser absorbido.
  • Ventriculostomía endoscópica del tercer ventrículo (ETV): Un procedimiento que crea una vía para que el LCR fluya dentro del cerebro.

Prevención y Manejo

  • Seguimiento regular: Es crucial para monitorizar la condición y ajustar el tratamiento según sea necesario.
  • Educación: Entender la condición y cómo manejarla es importante para pacientes y cuidadores.

Espero que esta información le sea útil y estoy aquí para responder cualquier pregunta adicional que pueda tener.

¿Tienes Dudas?

Hemos recopilado respuestas a algunas de las consultas más comunes relacionadas con hidrocefalia. Sabemos que es natural tener preguntas y preocupaciones cuando se trata de la salud, Si tienes alguna pregunta adicional o deseas obtener más información sobre tu situación específica, no dudes en contactarnos y programar una consulta personalizada. Tu bienestar es nuestra prioridad.

Mientras que la hidrocefalia a menudo no se puede «curar», puede ser gestionada eficazmente con tratamiento. El objetivo es controlar los síntomas y minimizar o prevenir el daño cerebral.

Sin tratamiento, puede causar daño cerebral, discapacidad intelectual y física y, en casos graves, puede ser potencialmente mortal.

Con un tratamiento adecuado y un seguimiento regular, muchas personas con hidrocefalia llevan vidas activas y productivas. El pronóstico varía dependiendo de la causa de la hidrocefalia, la edad en que se diagnostica y la respuesta al tratamiento.

Agendar Cita