Hernia de disco lumbar

Una hernia de disco lumbar ocurre cuando uno de los discos que amortiguan las vértebras en la columna lumbar se daña y el núcleo interior se sale a través del anillo exterior. Esto puede causar dolor y otros síntomas.

Síntomas comunes:

Los síntomas de una hernia de disco lumbar pueden variar, pero a menudo incluyen:

Dolor en la parte baja de la espalda.
Dolor que irradia hacia las piernas.
Debilidad en las piernas o los pies.
Entumecimiento o sensación de hormigueo.

Causas de hernia de disco lumbar

La hernia de disco puede ser resultado de:

Desgaste gradual

Debido al envejecimiento con la edad, nuestros discos vertebrales pierden agua y se vuelven menos flexibles.

Esfuerzo físico excesivo

Levantar objetos pesados de manera incorrecta o torcer la espalda mientras se levanta.

Diagnostico Y tratamiento

Para diagnosticar esta afección, utilizaremos:

  • Examen físico: Verificaremos la movilidad, fuerza muscular y sensibilidad.
  • Estudios de imagen: Como resonancias magnéticas o tomografías computarizadas, para obtener una imagen detallada de la estructura de su columna vertebral.

Tratamiento El tratamiento puede variar según la gravedad del caso:

  • Tratamientos no quirúrgicos: Fisioterapia, medicamentos antiinflamatorios y, en algunos casos, inyecciones epidurales de corticosteroides.
  • Cirugía: En casos severos donde los tratamientos no quirúrgicos no son efectivos, podemos considerar la opción quirúrgica para aliviar la presión sobre el nervio.

Prevención La prevención es clave. Recomiendo:

  • Mantener una postura adecuada: Esto es crucial tanto al estar sentado como al levantar objetos.
  • Ejercicio regular: Fortalecer los músculos de la espalda y el abdomen para apoyar su columna vertebral.
  • Evitar el tabaco: Fumar puede acelerar la degeneración del disco.

¿Tienes Dudas?

Hemos recopilado respuestas a algunas de las consultas más comunes relacionadas con hernia de disco lumbar. Sabemos que es natural tener preguntas y preocupaciones cuando se trata de la salud, Si tienes alguna pregunta adicional o deseas obtener más información sobre tu situación específica, no dudes en contactarnos y programar una consulta personalizada. Tu bienestar es nuestra prioridad.

No, muchos casos pueden tratarse con métodos no quirúrgicos como fisioterapia, medicamentos antiinflamatorios y, a veces, inyecciones epidurales de corticosteroides. La cirugía se considera generalmente cuando estos tratamientos no son efectivos.

El tiempo de recuperación varía según la gravedad de la hernia y el tratamiento utilizado. Los tratamientos no quirúrgicos pueden mostrar mejoría en unas pocas semanas, mientras que la recuperación de la cirugía puede llevar varios meses.

Se recomienda evitar actividades que impliquen levantar objetos pesados, movimientos bruscos de la columna vertebral y cualquier actividad que cause dolor o incomodidad en la espalda baja.

La prevención incluye mantener una buena postura, realizar ejercicios regularmente para fortalecer los músculos de la espalda y el abdomen, evitar el tabaquismo, y levantar objetos pesados correctamente.

Agendar Cita